Producto de venta solo en www.AutoRueda.com

17/2/08

Para que los niños colaboren es más efectivo el uso de técnicas de disciplina positiva, que no emplear el castigo, la amenaza, los gritos o los malos modos. Recordemos que las técnicas positivas son las que se basan en el respeto hacia los niños.

Una de las técnicas más sencillas, y de las más efectivas, es la de pedir las cosas, en vez de mandar, ordenar o exigir.

A veces, asediamos a los niños con una orden tras otra: haz esto, pórtate bien, cállate, guarda los zapatos, ponte a hacer los deberes, no hables con la boca llena…

En ocasiones podemos llegar a dar una orden sin que se haya acabado de realizar la anterior. Puede parecer normal que algunos niños acaben por no escuchar a los adultos.

¿Cómo nos sentiríamos si en el trabajo estuvieran dándonos continuas órdenes?

Seguramente hacemos las cosas mejor cuando nos las piden que cuando nos mandan u ordenan hacerlas (sobre todo de manera continua).

La mejor fórmula para pedir una cosa es la de “¿Quieres…?” o también la de “¿Querrías…?”

Es importante evitar preguntas que puedan llevar a la confusión. Es el caso de las preguntas “¿Podrías…?” o “¿Puedes…?”

Si analizamos estas dos frases, veremos que no transmiten el mismo mensaje:

¿Podrías ponerte el pijama y acostarte?

¿Querrías ponerte el pijama y acostarte?

Se está mandando al niño con una frase que contiene mensajes confusos (por ejemplo, no te estás portando bien, deberías acostarte ya, no debería pedírtelo, etc.)

Se está pidiendo claramente al niño si quiere ponerse el pijama, y se le da la opción de no hacerlo. Con esta pregunta se está favoreciendo la cooperación.

Las preguntas que comienzan con la fórmula “¿Podrías…?” son claramente confusas. En realidad, se da por supuesto que el niño sabe ponerse el pijama, por lo tanto puede hacerlo. ¿Para qué, entonces, preguntar “¿Puedes…?” o “¿Podrías…?” ?

Nada mejor para suscitar la colaboración de los niños que las preguntas ‘¿Querrías…?’ o “¿Quieres…?”

Bibliografía: Los niños vienen del cielo

1 comentario:

KARIN dijo...

Me siento muy satisfecha de las orientaciones que nos envían, son una herramienta valiosa par ser mejores padres y maestra en mi caso, felicitaciones! Sigan adelante! ¡muchas gracias!